Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

miércoles, 24 de agosto de 2016

Anuncios Pesadillescos CLXXXIII: Usando la cabeza (sí, 2)

Pues dado que, a raíz del post de la semana pasada, habéis querido que destripe el resto de anuncios de la saga, aquí venimos con la segunda parte, porque yo nunca hago omiso de vuestros deseos.

Anuncio de “Sujeto B”

Sólo he encontrado uno. Tal vez haya más, pero esto es lo que he conseguido. En caso de que no haya más, tengo que decir que me parece una total discriminación que “Sujeto A” y “Sujeta” tengan más de un anuncio y a nuestro pobre “Sujeto B” lo hayan dejado con uno solo. Aquí dejo a los creadores reflexionando.

“Sujeto B” está solito en la oficina frente a la fotocopiadora y procede a bajarse los pantalones y sentarse en su superficie para fotocopiar su trasero. Yo toda la vida he pensado que esto es un mito, un gag repetido en películas y series hasta la saciedad pero que no se corresponde con ningún hecho real alguna vez acontecido. Al menos, yo no conozco a nadie que se haya fotocopiados sus posaderas y yo misma nunca he tenido la tentación de fotocopiar esa o ninguna otra parte de mi cuerpo. Si alguno de vosotros lo ha hecho alguna vez o conoce a alguien que lo haya hecho (sólo en el caso de que lo conozca directamente; no me vale lo de “a mí me contaron que” o “un amigo de un amigo, al que yo no conozco”), le agradecería infinitamente que relatara aquí su experiencia.

El caso es que “Sujeto B” sí parece tener esa inclinación pero desiste de su intento cuando aparece su correspondiente cabeza gigante a hacerle desistir de sus intenciones cuando ya está a punto de apretar el botoncito verde, haciéndole ver que lo acaban de contratar y que continúa en período de prueba. También le recuerda que son ya las 9 de la mañana, argumento que sirve para que “Sujeto B” se baje de la fotocopiadora de un saltito y compruebe que, de repente,  la oficina se ha llenado de gente. El argumento del período de prueba que esgrime el cabezón ese, me parece un poco pobre. Digo yo que, si te da por fotocopiar tus nalgas y te pillan, te caerá como mínimo una bronca aunque lleves veinte años trabajando en la empresa. Si bien el despido les costaría más caro, puedes ir olvidándote de ascender si te ven cometiendo tales actos. Así que mi Álter-Consejo de hoy sería no fotocopiarse nunca el trasero. Nunca. Bajo ninguna circunstancia. No hay absolutamente ninguna necesidad y las cosas cubiertas por pantalones, faldas y demás, mejor dejarlas cubiertas en el trabajo.

Iba a relataros también hoy los anuncios de “Sujeta” pero me he entusiasmado con “Sujeto B”, que, pese a tener un solo anuncio,  hay que reconocer que es de lo más jugoso, y esto va a quedar muy largo si también hablo de ella, así que a la damisela la vamos a dejar para la semana que viene. Será mejor así, porque siempre había querido escribir una trilogía.

26 comentarios:

  1. jamás se me habría ocurrido fotocopiarme la rabadilla, como la llaman en los tebeos de mortadelo y filemón.
    esperemos que, tras el aviso de esa voz de la conciencia cabezona, le diera tiempo a subirse los pantalones y taparse esa parte del cuerpo, antes de que le viera cualquier compañero.
    besos!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, le da tiempo. Aunque no entiendo cómo porque la oficina se llena de gente en un visto y no visto.

      Besotes!!!

      Eliminar
  2. Bueno una vez vi en la televisión un video de una cámara de seguridad de esas que ponen en los negocios para agarrar a los rateros donde salía un tipo que se baja los pantalones y se sienta en la copiadora pero sucede que se le rompe y se queda atorado hasta que alguien va a sacarlo. No me imagino lo que pudo haber dicho para justificarse, si es que lo intentó pero ciertamente eso es algo que nunca se debe hacer primero por amor propio y segundo porque la copiadora no tiene la culpa de nada jajaja

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Se rompió el cristal y se quedó ahí con el trasero metido en la fotocopiadora? Cielos... Jajajaja.
      Me ha encantado lo de "Stinfalus Avechuchus", BTW.

      Besotes!!!

      Eliminar
  3. Hola! Mira que a mi nunca se me ha ocurrido hacer estas cosas... ni lo pensaré nunca. Por suerte, no conozco a nadie que se le haya ocurrido hacer esas cosas, sino ya no sería mi amig@, jajaja.
    Y las razones del cabezón... no lo hagas por tu bien psicológico no por el período de prueba, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cabezón sabe bien qué es lo que importa en este mundo loco que nos ha tocado vivir... Besotes!!!

      Eliminar
  4. a ver es que me imagino la situación y no hay que bajar la tapa para que salga la "fotico"? o es que me he quedado boba imaginando una posadera aplastada y fotocopiada

    y nop no conozco a nadie aunque creo recordar que una vez una chica en mi ofi quiso hacer ( yo era su jefa pero no la dueña de la empresa OjO) la broma con sus pechos ehhh tapados ehh y se quedó en agua de borrajas
    nah no salió o no pudimos

    pero hija es que nosotros eramos muy gamberras , yo la primera , si teníamos tiempo y se podía


    te aseguro qe me estoy riendo sola recordando anécdotas

    gracias por la inspiración y las risas

    jaja

    ya se estoy loca y a estas horas mas ¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Hay jefes más locos que los empleados,eso sin duda.
      No hace falta bajar la tapa. La fotocopia sale igual, sólo que con un brillo muy feo alrededor si no la bajas. Besotes!!!

      Eliminar
  5. Creo recordar que yo sí que me he fotocopiado alguna vez, pero la mano. Soy un soso, lo sé.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿La mano? Hombre, ya que te pones... Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  6. Jajajaja, desde luego, lo que piensan algunos con tal de vender.
    Y lo de la trilogía me encanta, ahora me apetece a mí.
    Besos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la semana que viene, la última entrega. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  7. Yo tampoco me he sentido tentada de fotocopiar mis partes íntimas, pero haberlos, los hay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que cuentan Avecilla y María por ahí arriba, parece que no es un mito, no. Besotes!!!

      Eliminar
  8. En mi antiguo trabajo un compañero se fotocopió pene and company. no volví a hacer fotocopias si no era necesario jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. OMG!! ¿No le preguntaste cuál era la gracia de hacer eso? Besotes!!!

      Eliminar
  9. Hacen falta más cabezas gigantes en el mundo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor no. Al menos, no como éstas. Son un poco perogrullescas a la vez que bastante grimosas. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  10. Y qué se supone que anuncian en estos anuncios?? Por qué ponen la conciencia a modo de cabeza gorda?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anucian seguros. Ya ves tú...

      Y no sé por qué la ponen así, la verdad. Hubiera sido más bonito hacer algo más etéreo. Besotes!!!

      Eliminar
  11. Jus! Yo también fotocopie mi mano. Otra sosa, ya ves. A lo mejor luego con el boca a boca, se desmadra el tema y los rumores llegan a decir que te fotocopiaste el trasero, que a la gente le encantan las leyendas...

    Nota: El cabezón que es ¿la mala conciencia? ¿y por eso necesitas un seguro? O no entiendo nada o es una manera pésima de vender.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se supone que es el sentido común, o algo así. Así es como lo entendí yo, al menos, pero vete a saber. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  12. yo también fotocopie una mano... mi primo su cara e hizo un cuadrito para su mamá xDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si al final no va a ser un mito... Besotes!!!

      Eliminar
  13. NO sé a quien se le ocurrió pensar que eso podría parecer gracioso, aunque sea en una ficción.
    Y lo de la cabeza gigante me parece una idea inquietante, una alucinación muy extraña, en el mejor de los casos. Sería más terrorifica si fuera real.
    Y el consejo tiene muy poco sentido.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por algo es un anuncio pesadillesco. Jajajaja. Besotes!!

      Eliminar